Boutique

Plus de 500 titres

Carterie

Artisanat monastique

San José, artesano

Me presento : Vincent Valenti, 65 años, carpentero jubilado.
He oído hablar de san José desde mi niñez, pero sin nunca prestar atención. Recuerdo haber entrado a una iglesia para mi primera comunión, y luego cuando me casé. Mientras tanto, iba unas veces al año no más, para las fiestas importantes. Hace más o menos tres años, tras muchos intercambios de punto de vista con mi esposa, consentí acompañarla – por una sola vez – a un grupo de oración (de la cripta san Vicente). He ido por curiosidad y… ¡me quedé! Tras algún tiempo, quien me trajo a la Familia de san José fue mi mujer: primero en Francheville y luego al Monasterio de Mont-Luzin. Ahí descubrí a san José, quien poco después me invitó a formar parte de su Familia, junto con mi esposa. Sentía una alegría infinita: nunca en mi vida había descubierto algo tan maravilloso. Desde aquel encuentro, tomo parte en la Eucaristía cada domingo, así como el jueves por la tarde, sin olvidar el grupo de oración. ¡Y el Señor me colma de gracias!

Podría compartir muchas cosas más pero prefiero concluir. Para mí, san José no solamente es un santo y un modelo para la vida de familia sino también un artesano de paz, de amor, de oración…

Y yo, hoy, le debo todo: ¡gracias san José!

Précédent

Suivant