La poética designa el trabajo de los artesanos, de lo poetas o de los padres. Consiste en la manifestación silenciosa de lo que no era o de lo que no se veía. El artesano es visionario de las potencias íntimas de la materia que esta trabajando. El escultor revela el ángel disimulado en el mármol. El poeta lleva en el verbo el lenguaje secreto de las cosas calladas. El padre libera al hijo y revela el hombre que será.

San Jose es así artesano de la conciencia mesiánica de Cristo, gramático del Verbo encarnado, libertador del Redemptor. Jose, maestro en humanidad, seas nuestro educador en santidad !