Boutique

Plus de 500 titres

Carterie

Artisanat monastique

Pensamiento 57

San José, como buen padre que fue, preparó a Jesús para la Pasión, adelantándose él mismo en este camino de oblación. San José es el hombre de la Cruz, es quien la estuvo llevando en el corazón hasta el desgarramiento, hasta la muerte. Consiguió conocer tan íntimamente ese misterio de amor, se encontró tan estrechamente unido a él, que jamás deberíamos decir que José llevara su cruz, sino que la Cruz lo sostuvo a él, llevándolo hasta el conocimiento perfecto del Padre, lo mismo que elevara al Hijo hasta el Padre celestial. José fue el primero en conocer la luminosa y gloriosa cruz de su hijo, la victoriosa cruz que nos lleva al Padre.

San José ¡ enséñame a amar la Cruz de Nuestro Señor Jesús !

Précédent

Suivant