Boutique

Plus de 500 titres

Carterie

Artisanat monastique

Pensamiento 55

Marzo, renovación primaveral. Marzo, mes de San José. ¿Acaso la Providencia no se da cuenta de que van juntas estas dos juventudes ?

Para el corazón de José, tanto al hacer uso de la razón fría como cuando se emociona con simples sonrisas y alegrías sinceras, y se llena de vida con la amistad luminosa que dilata el espacio en el que se produce el encuentro, todo se le antoja maravilloso. En él brota la fuerza auténtica que es la de alegrarse en cada epifanía, sin cansarse, sin desesperar nunca. En él, maravillarse y razonar van de la mano, pero el maravillarse es como el hermano mayor de esas dos cosas, porque sabe los caminos secretos de la contemplación. El corazón bondadoso de José, siempre feliz con lo que Dios otorga, custodia a la Virgen que, silenciosamente, madura el fruto que en mayo se ha de recoger. El hermoso corazón de José, entusiasmado a cada momento con su misión de guardián, ve levantarse el estival reino de Cristo en el resplandor de la Transfiguración.

Corazón de José, eres el retoño del Reino. Marzo, mes de San José ¡ padre tan joven como el hijo !

Précédent

Suivant