Boutique

Plus de 500 titres

Carterie

Artisanat monastique

Pensamiento 14

Nosotros, con nuestra locura, quisiéramos trabajar solamente en cosas importantes, o al menos en cosas interesantes. San José, tú solamente trabajaste en cosas humildes y efímeras _ incluso el arado más resistente no dura más que un tiempo determinado. Pero, antes de que aparecieran aquellos inventores geniales que edificaron las catedrales, la Iglesia ya te presentaba como el modelo de los trabajadores. Sin duda alguna, porque nuestra condición humana nos obliga a que no veamos en nuestras obras, hasta en las más sublimes, más que el sello pasajero de una vida efímera. Seguramente porque la perenidad de nuestras obras no se debe más que al cuidado y al cariño que ponemos en nuestras obras más corrientes. San José, enséñanos a amar y a realizar con entusiasmo las pequeñas tareas cotidianas, los modestos servicios que cambian la faz del mundo.

Précédent

Suivant