Boutique

Plus de 500 titres

Carterie

Artisanat monastique

Pensamiento 7

Por muy pequeño que estemos, tenemos bastante talentos, y recursos interiores para soñar con grandeza, e imaginarse perfecciones.

San José, quién, gracias a la liturgia está en el el corazón de la Cuaresma, se distingue por sus renunciaciones. La primera, que por cierto no es la más grande pero sin duda la más fundamental, consiste en renunciar a cualquiera forma de grandeza.

De ningún modo, nunca ha pretendido ser un gran hombre.

Así pues, no temió acoger a su esposa bajo su techo, cediendo a María toda forma de eminencia, y a través de ella, a Dios mismo. Si tenía sueños de grandeza, ponían la Virgen por las nubes.

Précédent

Suivant